Lo mejor de cocinar es probar cosas nuevas, experimentar con ingredientes y encontrar sabores inusuales, pero, para lograrlo, lo mejor es conocer los tipos de ingredientes que tienes a la mano y sus variaciones.Pero antes, es bueno que tengas presente algunos consejos.

Así que queremos animarte a cocinar otras clases de arroz diferentes al delicioso arroz blanco que siempre sirves en el almuerzo.

Pero antes, es bueno que tengas presente algunos consejos si quieres que tus experimentos salgan bien.

  • Está claro que el arroz partido es más económico, pero te recomendamos que lo dejes solo para los almuerzos diarios y gastes un poco más en un arroz de grano entero cuando quieras preparar algo nuevo.
  • Siempre mantén el arroz seco y fresco, esto quiere decir que debe estar lejos del suelo, en un lugar a temperatura ambiente y, si puedes, guárdalo en recipientes herméticos.
  • Por ser un cereal, su fecha de caducidad es lejana, pero te recomendamos que lo guardes y utilices hasta máximo 6 meses después de la compra, ya que, por ejemplo, el arroz integral y los arroces mixtos tienen una vigencia más corta.
  • Es recomendable que antes de cocinarlo observes que esté libre de impurezas, pero EVITA lavarlo si no es necesario. Por ejemplo, el Arroz Supremo ya viene con un proceso de limpieza, así que si lo lavas terminarás eliminando sus nutrientes.
  • Algunos tipos de arroz son difíciles de conseguir en ciertos países, así que recuerda que si no lo consigues puedes reemplazarlo por el Arroz Supremo que ya conoces.

Arroz redondo o bomba

Arroz bomba Arroz bomba

Cuando lo vayas a comprar, te encontrarás con varias versiones. La primera, es que el arroz bomba es un derivado del arroz de grano redondo; la segunda, es que el arroz redondo es diferente al arroz bomba. Lo cierto es que conseguirás una clase de arroz ideal para paellas, arroces caldosos y platos donde necesitas que el sabor de tus ingredientes permee en el arroz. Por eso es el tipo de arroz más consumido en la cultura gastronómica española.

Para que lo puedas distinguir, su tamaño es pequeño y su forma suele ser ovalada o redonda. Su nombre hace referencia a su capacidad de inflarse mientras se cocina, por esta razón es que queda más suelto y “rodado”.

Las recetas que puedes hacer según este tipo de arroz, las encontrarás en nuestra página web. Solo tienes que darle clic al nombre para que te lleve a la receta:

Arroz Caldoso con chorizo
Paella al horno
Arroz de verduras

Arroz largo

Arroz largo Arroz largo

Este también es fácil de distinguir. Se caracteriza por su forma alargada, fina y delgada, cuyo grano puede medir hasta 6 milímetros. Es de origen indio. Puedes encontrarlo blanco o integral. Esta clase de arroz es una variedad perfecta para guarniciones o ensaladas, porque es mejor conservarlo en frío, difícilmente se pega y su textura siempre es esponjosa. Otra ventaja de este grano es que su proceso de vaporización permite que se conserven sus nutrientes, en lugar de eliminarlos.

Las recetas que puedes hacer según este tipo de arroz, las encontrarás en nuestra página web. Solo tienes que darle clic al nombre para que te lleve a la receta:

Ensalada de arroz
Arroz al curry
Arroz con frutos secos
Arroz con frutos del mar

Arroz arborio

Arroz arborio Arroz arborio

Posiblemente de las más conocidas en todo el mundo. El risotto es un plato muy conocido y exquisito en la alta cocina, cuyo grano es de origen italiano. Es un arroz entre mediano y grande, más bien blanco y ligeramente redondo.

Al ser un grano tan absorbente y blanco, permite que su cocción sea caldosa, por eso el risotto es un arroz cremoso. Pero su cremosidad no solo la da su capacidad de absorción, también la da el almidón que este grano suelta cuando se cocina. Por eso, también es usado para preparar paellas.

Otra ventaja de cocinar este arroz es que nunca se va a pasar, siempre queda consistente porque el grano tiene la característica de estar “al dente” cuando se cocina, es decir, resistente y firme.

Risotto
Arroz a la valenciana

Arroz japonés para sushi

Arroz Sushi Arroz Sushi

Como ya sabemos, el arroz en Asia es un ingrediente muy valioso y primordial, así que el cultivo, producción y preparación de arroz es algo más complejo. En el caso del arroz de sushi, que es el arroz asiático más conocido en américa, es de los más difíciles de conocer. Si preguntas por él lo puedes conseguir, pero para reconocer si está en buen estado para tus recetas tendrás que ver varias cosas. Cuánto tiempo lleve recolectado, qué tan seco está, y por lo tanto qué tanta agua es capaz de absorber, si el grano está partido.

Pero cuando lo estés preparando, verás que esta clase de arroz se caracteriza por ser un arroz brillante y pegajoso. Para lograrlo, debes dejarlo en remojo, cocerlo, dejarlo reposar, añadirle vinagre, sal y una piza de azúcar, inmediatamente debes ponerlo a enfriar.

Sin embargo, que haya un arroz especial para sushi no quiere decir que no lo puedas reemplazar por arroz normal. Puedes hacer sushi, wok, tepanyaki y más recetas orientales con Arroz Supremo.

Las recetas que puedes hacer según este tipo de arroz, las encontrarás en nuestra página web. Solo tienes que darle clic al nombre para que te lleve a la receta:

Wok