Ten presente que el agua es el único alimento que no contiene calorías, por lo que, tanto el arroz, como todos los demás alimentos pueden engordarte, si te excedes en su consumo; sin embargo, el arroz integral también regula el metabolismo ¿cómó?

Consumiéndolo con moderación, el arroz no te engordará; por el contrario, si lo haces regularmente, puede ayudarte a perder peso, pues está categorizado dentro de los cereales sin gluten, lo que quiere decir que es un buen desintoxicante y una gran fuente de fibra. El arroz integral también regula el metabolismo, ya que la cáscara que conserva ayuda a la fácil digestión.

Contrario a lo que se cree, el arroz no es una harina y puede ayudarte a adelgazar, ya que aporta carbohidratos complejos que le permiten a tu cuerpo tardar más tiempo en quemar las calorías, esto genera una sensación de satisfacción durante más tiempo y te ayuda disminuir la periodicidad de tus comidas; además, si comparas el arroz con otros alimentos complementarios, como la yuca o el spaghetti, notarás que es más bajo en calorías, pues una porción de cien gramos, contiene 130 calorías, mientras que la misma cantidad de yuca, tiene159 y de spaghetti, 158.

Ahora bien, existen ocho nutrientes que tu cuerpo necesita para mantenerse sano y, por supuesto con un peso adecuado; estos nutrientes son:

  1. Hidratos de carbono;
  2. minerales;
  3. grasas;
  4. proteínas;
  5. fibra;
  6. vitaminas;
  7. agua, y
  8. energía.

Y para conservar tu peso o incluso, disminuirlo, será necesario que conserves las siguientes proporciones:

  • ¼ de cereales;
  • ¼ de proteínas, y
  • ½ de verduras y hortalizas.

Algunos de los alimentos que son mal llamados “harinas” son la arracacha, la yuca, el plátano, la papa, entre otras. Lo cierto es que cada uno de ellos contiene cargas nutricionales altas y deben combinarse de forma adecuada con proteínas y con porciones generosas de verduras y hortalizas; el arroz no engorda, como tampoco lo hacen los alimentos antes mencionados, pues no son harinas.

Lo que si puedes tener en cuenta es cuáles de ellos aportan más energías calóricas a tu dieta rutinaria para saber de qué manera consumirlos, pues si los consumes en exceso se convertirán en grasa que se almacenará en tu cuerpo; en resumen, lo recomendable es que revises qué cantidad de hidratos de carbono aporta cada uno de estos alimentos, de manera que haya un equilibrio en tu alimentación.

Consume arroz tranquilamente sin subir de peso; solo debes asegurarte de que sea el primer alimento que ingieres en tu almuerzo, pues preparará tu estómago para la fácil digestión de lo que vayas a consumir a continuación. Por último, recuerda que calorías o carbohidratos no son sinónimos de harinas y, por lo tanto, debes regular su consumo diario, más que tacharlos del listado de tu dieta.

Los cereales le aportan a tu dieta: proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales; esta es la razón por la que debes incluirlos en tu dieta diaria. Otro tipo de cereales que puedes utilizar para remplazar el arroz, son: la avena, el maíz, el trigo, la cebada, la quinua o el centeno, de modo que tienes varias opciones para alimentarte de forma balanceada sin engordar.