El arroz tiene un gran número de usos gracias a sus propiedades. Es un alimento multipropósitos y en este caso te enseñaremos su función como medicina natural.

Como ya hemos visto, el arroz tiene un gran número de usos gracias a sus propiedades. Es un alimento multipropósitos y en este caso te enseñaremos su función como medicina natural.

Recordemos que el grano de arroz entero (no refinado) tiene cantidades considerables de fibra, vitaminas del complejo B y numerosos minerales esenciales para el organismo como almidón, ácido fítico, glucosa, potasio y más.

Es un excelente antidiarreico. El agua de arroz asiente el vientre y detiene la diarrea y se puede preparar hirviendo agua con arroz durante quince minutos. En muchos países se sirve el agua de arroz con una cucharada de harina de arroz. Este mismo remedio también sirve para la deshidratación, fiebre e inflamaciones de los intestinos.

Esto no quiere decir que las personas que sufren de estreñimiento no deben comer arroz, ya que este grano también puede tener el efecto contrario.

Curiosamente el grano de arroz puede servir para el estreñimiento ocasional. El arroz integral tiene gran contenido de fibra, perfecto para estos malestares.

También funciona como un demulcente, es decir, que puede aliviar la gastritis. Una de sus propiedades es el almidón. Este mezclado con agua se vuelve un demulcente que puede proteger la mucosa interna, suavizar el estómago irritado para gastritis, úlceras o dolor de estómago.

El arroz integral es muy recomendado en las dietas para perder peso. Este contiene mucho potasio, por esto contrarresta el sodio y ayuda a eliminar agua, así que si sufres de sobrepeso lo mejor será que consumas una dieta a base de arroz integral y eliminar las demás calorías de tu menú. La mejor combinación para este arroz son los vegetales y granos ricos en aminoácidos, como la lenteja.

Igualmente ayuda a eliminar agua, gracias a eso alivia los edemas, que son hinchazones de algún órgano o tejido llenas de agua. Otro componente medicinal es el ácido fítico que se encuentra en el salvado de arroz, el cual ayuda a eliminar y prevenir los cálculos renales porque evita la acumulación de calcio. También libera glucosa de manera constante, lo que permite equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y prevenir y mejorar la diabetes.

Por último, el remedio más curioso que se ha descubierto es la fécula de arroz triturada. Esta funciona como talco para bebés, así que alivia y baja la dermatitis de pañal o “pañalitis”.