Preparación:

  1. Cocinar el arroz en una olla grande
  2. Poner las rodajas de tomate en un plato con algo de vinagre, sal y azúcar

Para la salsa

  1. Derretir la mantequilla en una cazuela, agregar poco a poco la harina, revolviendo sin parar. Incorporar la leche, la pimienta, el resto de sal y la crema de leche sin dejar de revolver, hasta que espese.
  2. En una refractaria embadurnada de mantequilla poner una capa de arroz, una de tomate, una de atún, una de queso y una de huevo. Cubrir con salsa blanca.
  3. Añadir otra capa de arroz y bañarlo con salsa. Al final espolvorear el queso holandés rallado.
  4. Precalentar horno a 350 grados y meter la refractaria hasta que gratine el queso, unos 10 minutos.