Preparación:

  1. Poner el arroz, el caldo de gallina y el agua a hervir en una olla.
  2. Cocinar a fuego bajo, semi-tapado, hasta que el arroz absorba la totalidad del agua.
  3. Antes de servir, dejar el arroz tapado por 5 minutos y luego incorporar el queso rallado y un toque de aceite de oliva.