La salud mental se puede entender como el completo bienestar mental, físico y social de una persona. Es la voluntad de querer sentirse mejor diariamente a pesar de los problemas cotidianos. Ser consciente de las capacidades personales, trabajar de manera productiva y contribuir en la comunidad, forma parte de tener una buena salud mental.

Debemos estar conscientes de que la salud mental es un tema que nos compete a todos. No es necesario padecer algún tipo de trastorno mental para tener problemas de salud mental, son dos temas totalmente diferentes. Es preciso considerar que nuestra mente se puede ver muy afectada si no llevamos un estilo de vida saludable.

También debemos entender que aun teniendo algún problema de salud mental es perfectamente posible llevar un estilo de vida sano y normal. En esta oportunidad te contaremos un poco más sobre este tema, cuáles son algunas de las causas y qué factores afectan a la salud mental.

Además, veremos la importancia y los beneficios de tener una vida saludable. Qué hábitos podemos seguir para alcanzar un estilo de vida sano y mejorar nuestro crecimiento personal.

Causas que afectan la salud mental

La salud mental es fundamental para alcanzar  estabilidad emocional y una buena vida. Los problemas de salud mental no son causados por una debilidad personal. La mayoría de estos problemas son causados por factores familiares, ambientales, psicológicos y psicosociales. Entre los más comunes se encuentran:

  • Factores psicológicos. Entre ellos, pensamientos negativos o dificultad para manejar los sentimientos.
  • Antecedentes familiares. Con problemas de salud mental o factores genéticos.
  • Experiencias de vida. Haber estado expuesto a traumas o abuso.

Nadie está libre de pasar por una situación que pueda afectar la salud mental. Por eso, es necesario estar atento a la presencia de cualquier síntoma que indique que algo no anda bien. Entre dichos síntomas destacan:

  • Trastorno del sueño.
  • Falta de energía.
  • Querer estar solo
  • Dejar de hacer cosas que habitualmente le gustaban.
  • Dolencias sin explicación.

También estar confundido o tener cambios de humor sin razón aparente son señales a considerar.

La importancia de tener una buena salud mental

Tener una buena salud mental nos ayuda al crecimiento personal y espiritual y este es el mayor beneficio, sin duda alguna.  Nos permite tomar mejores decisiones y organizar nuestra vida. Por esta razón, debemos expresar lo que sentimos sin miedo, sin etiquetas ni pánico a ser juzgado. Expresar lo que sentimos es la mejor medicina para tener una buena salud mental.

Por eso, es importante cultivar hábitos que nos ayuden a tener siempre una buena salud mental.

7 Hábitos para tener una buena salud mental

Incluir los siguientes hábitos en nuestras vidas nos ayudará a lograr salud mental y física. También a conseguir ese estilo de vida saludable y próspera que nos permitirá alcanzar todas las metas que nos propongamos.

1.  Necesitas descansar

No solo es dormir porque te sientas cansado o fatigado. Es poder tener una siesta, darte un espacio para un café y dedicarte unos minutos para ti entre tanto trabajo. También es ideal comer de forma saludable. No estaría mal asesorarse con un especialista para saber qué alimentos aportan más nutrientes y mejoran el funcionamiento cognitivo.

2.  Meditar

Cualquier técnica de meditación que ayude a serenar el sistema nervioso ayudará a mejorar nuestro estado de ánimo.

3.  No enredarte con tus pensamientos

Hay pensamientos que son inútiles y problemas a los que se presta muchísima atención y que al final no se pueden solucionar. En caso de no poder controlar los pensamientos y preocupaciones es mejor buscar ayuda profesional.

4.  Poner orden en tu vida

Llevar una agenda sería lo ideal para poder organizar algunas ideas y planes que tengas. De esta forma podrás darle atención a lo principal y más importante en un día, sin abarcar tantas cosas al mismo tiempo. Distribuir las tareas personales y laborales te permitirá llevar un estilo de vida saludable.

5.  Delegar

Aprende a delegar responsabilidades, ya que no se pueden abarcar todas. En el hogar se pueden repartir las tareas con los hijos, para que así sean conscientes de sus responsabilidades. Lo mismo es aplicable al trabajo, no es posible tener el control de todo.

6.  Disfrutar de las cosas pequeñas

Las pequeñas cosas aportan un gran bienestar a la salud mental. Una charla con un amigo, tomar un café o un paseo por la calle en un día soleado, te ayuda a sentirte a gusto. Eso y dar gracias contribuyen a tener una vida sana y feliz.

7.  Entrenar

Hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día mejora el estado de ánimo y la calidad de vida.

El crecimiento personal dependerá de practicar cosas tan sencillas como estas para mantener siempre una vida saludable.


PRESENTACIONES: