¿Sabes qué es cultura organizacional? Hablamos de todas las normas que forman parte del código de trabajo dentro de la organización. A continuación, conocerás las 5 estrategias que permiten mejorar la cultura de trabajo dentro de una compañía. 

La capacitación es clave para la cultura organizacional 

Dentro de las estrategias para la cultura organizacional de una empresa es importante la actualización constante de conocimientos. Contar con empleados capacitados le permitirá establecer un equipo de trabajo con altas competencias: 

  • Podrá incorporar la asimilación de conocimientos sobre el manejo de tecnologías que facilitan el trabajo. 
  • Instrucción continua en idiomas que sean del interés de la empresa por sus relaciones comerciales. 
  • Induce al crecimiento personal y profesional de los empleados, haciendo que desarrollen y perfeccionen habilidades nuevas

Si algo debe estar claro es que en la cultura corporativa es importante tener empleados capacitados para cualquier tarea. De otra manera resultaría muy difícil desarrollar las tareas que forman parte del proceso operativo de forma eficiente. 

Inducir a la colaboración 

Es importante el desarrollo de una cultura corporativa colaborativa en la cual el trabajo en equipo sea la prioridad. Está claro que este elemento resulta indispensable para generar ideas y soluciones, además de resolver problemas con mayor facilidad. Por eso es importante incentivar la colaboración: 

  • Tratar de mantener una buena comunicación con dinámicas de trabajo
  • Establecer metas generales que permitan unir al equipo de trabajo. 
  • Emplear herramientas virtuales que incentiven el trabajo colaborativo
  • Saber escuchar las ideas de los demás y ser receptivo. Se debe crear un ambiente propicio para el intercambio de conocimientos

Es evidente que el trabajo en equipo potencia las habilidades individuales de cada miembro. Es por eso que en la organización cultural se prioriza dicho elemento a fin de que los ambientes de trabajo sean más amigables. Esto también es importante para los nuevos miembros de la empresa, facilitando su incorporación al equipo. 

Las recompensas, elemento de valor para la cultura organizacional 

Dentro de la cultura corporativa de una empresa resulta importante la asignación de recompensas. Después de todo, el reconocimiento es un incentivo que nos impulsa a seguir trabajando para mejorar. Por eso es necesario tomar en cuenta acciones tales como: 

  • Agradecer a los empleados por el esfuerzo que están dando durante una jornada laboral. Puede parecer un gesto sencillo, pero vale mucho para una persona que está dando lo mejor de sí. 
  • Reconocer públicamente los logros de los empleados, haciendo que la recompensa sea aún más satisfactoria. 
  • Otorgar algo que represente ese agradecimiento para cada miembro del equipo de trabajo. Puede ser un día libre o salir temprano en determinados momentos. 

Es necesario enfocar las recompensas a las metas planteadas por la empresa. De esta manera, no se estará recompensando a un empleado únicamente por trabajar más que los demás. Por cumplir con su trabajo y hacerlo bien, por obtener nuevas competencias, por crecer dentro de la empresa. 

La autonomía tiene mucho peso en una sana cultura organizacional 

¿A qué nos referimos proautonomía? Dentro de la cultura laboral cada empleado debe valerse por sí mismo en determinadas ocasiones. Esto quiere decir que se estimula la libre decisión de los empleados para enfrentar situaciones que requieren de ello. Al otorgar autonomía a los empleados, incentivas también: 

  • Confianza en sus propias decisiones, dado que saben que se les ha otorgado una responsabilidad. 
  • Deseo de superarse, debido al hecho de que tienen el control sobre sus acciones. 
  • Autoevaluación, teniendo ellos la capacidad de analizar que ha salido bien o mal. 

La autonomía de cada empleado permite construir una cultura organizacional muy ventajosa para una empresa. Por eso cada vez cobra mayor importancia el delegar tareas y dar a los empleados la posibilidad de escoger la mejor forma de realizarlas. 

Transmite confianza 

La transparencia por parte de la empresa es uno de los valores que permiten mantener la moral y la motivación de los empleados. Si no hay confianza, las posibilidades de consolidar un equipo de trabajo de alta competencia serán muy bajas. 

Ser transparente implica dar a conocer los objetivos de la empresa o el proyecto y el porqué de las decisiones para llegar a ellos. La honestidad da paso a la confianza y con ello, una mejora en la comunicación que incentiva la colaboración. Es por eso que la transparencia es indispensable en la cultura organizacional

La cultura corporativa contempla muchos factores 

Hay muchos otros elementos que forman parte de una cultura empresarial ideal para una compañía. Tomarlos en cuenta te permitirá contar con un equipo formado por trabajadores comprometidos, motivados y capacitados. Un valor que marcará la diferencia en el éxito de la empresa.

 


PRESENTACIONES: