Dropshipping es una de las primeras ideas de negocio a tener presente si se quiere encarar un e-commerce. Emprendimientos hay muchos, pero es común que sea complicado empezar.

Obstáculos económicos o el no saber cómo llevar adelante una empresa, pueden desanimar. Para que puedas definir si este tipo de negocio es para ti, te contaremos qué es.

También sabrás cómo aprovechar al máximo las condiciones que te ofrece. Sin grandes inversiones y con una serie de temas ya resueltos de antemano, el dropshipping puede ser la salida que estabas buscando.

Dropshipping: tu propio negocio

¿Quieres empezar tu negocio y se te complica la inversión inicial? El dropshipping te permitirá iniciar tu propio e-commerce sin grandes gastos. Si bien esta es una de sus principales características, no lo define.

Se trata de un modelo para hacer negocios online a través de un acuerdo con un proveedor mayorista. ¿En qué consiste este acuerdo? En que el mayorista será quien distribuya directamente los productos.

De esta manera no tienes que tener un inventario de productos en stock. Vendes y tu distribuidor los hace llegar a tu cliente. Tan simple como eso, y no tendrás que stockearte de productos que, quizás, no llegues a vender.

¿Qué necesitas para hacer dropshipping?

Si bien es simple comenzar, además de contar con un completo e-commerce o tienda nube, hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta,:

  • Establecer términos claros con tu proveedor mayorista sobre pedidos, tiempos de entrega, conocimiento del stock disponible, entre otros detalles.
  • Analizar los precios de los productos previamente con el comerciante mayorista, para que el negocio les sirva a ambos.
  • Considerar más de un proveedor para el mismo producto. Si algo le pasara a uno de ellos y no puede cumplir, debes contar con un plan B.
  • Tener presentes a las redes sociales y una buena estrategia de conversión y de marketing para promocionar tu e-commerce.
  • Elegir para comercializar aquellos productos con los que te identifiques y que realmente conozcas. Te será mucho más fácil venderlos.

Estos son algunos puntos que debes considerar a la hora de empezar con esta práctica comercial. Pero, ante todo, recuerda establecer metas claras para tu empresa. Será más fácil alcanzar el éxito, si sabes a dónde quieres llegar.

Una recomendación más

Dado que eres tú quien da la cara por tu negocio, si algo falla en la entrega del producto, eres tú quien recibirá el reclamo. Para evitar este escenario, debes poner atención en dos aspectos clave de tu proveedor:

  • Verifica que sus productos estén correctamente identificados, etiquetados y codificados con todos los datos necesarios.
  • Comprueba desde dónde envía los productos el mayorista, ya que esto determinará el costo del envío.

Si tienes presentes estas dos cuestiones, te ahorrarás disgustos posteriores.

Pros y contras del dropshipping

Como todo, el dropshipping tiene sus pros y sus contras. Estos son los beneficios de este modelo de ventas:

·       No requiere una gran inversión inicial

Hasta la tienda online puedes diseñarla tú mismo con ayuda de plantillas.

·       No necesitas hacerte de un stock permanente de productos

Al principio puedes no tener stock directamente. Si después de un tiempo notas que un producto tiene más salida que el resto, puedes pensar en abastecerte del mismo para dar respuesta a la demanda.

·       Menos riesgos

Como no tienes un stock de productos que vender, podrás discontinuar aquellos que no se venden y centrarte solo en los productos estrella. No habrás perdido dinero.

Tampoco corres riesgos si quieres dejar de vender o manejar el e-commerce. Como no tienes stock permanente, puedes salirte del negocio cuando lo desees.

·       Es un modelo de negocio muy escalable

Esto significa que podrás comercializar todos los productos que desees, siempre que vayas observando el mercado y sus necesidades. El dropshipping te da la apertura necesaria para incorporar aquellos productos más buscados por los usuarios.

Hasta aquí mencionamos algunos de los muchos beneficios de este modelo de negocio. Detengámonos ahora en la principal desventaja que tiene el dropshipping.

·       Falta de stock y entrega a destiempo

Si tu proveedor se queda sin stock, no podrás cumplir con la venta. Si llega tarde, tampoco cumplirás con lo convenido. Por ello, es importante que tengas un excelente servicio de atención al cliente para manejar estos desajustes que no dependen de ti.

Dropshipping: una idea de negocio con muchas posibilidades

Como ya viste, dependerá de tu destreza y observación el poder manejarte con este modelo de negocios. El cielo es el límite, dicen por ahí, y el dropshipping puede ser el camino.


PRESENTACIONES: