Fidelizar clientes es clave para sostener la rentabilidad de un negocio. Las empresas existen porque hay clientes que compran sus productos/servicios. Y, no se requiere mucho análisis de mercadeo y ventas para saber esto.

Pero, mantenerse en el mercado de forma rentable no depende de clientes que compran sino de clientes fieles. Si aún no has logrado fidelizar tu clientela quédate hasta el final y descubre cómo hacerlo.

¿Por qué fidelizar clientes ayuda a rentabilizar tu negocio?

Fidelizar clientes favorece la rentabilidad de tu negocio porque los clientes fieles, además de repetir sus compras, recomendarán a otros los productos/servicios adquiridos. En otras palabras, obtendrás los siguientes beneficios:

  • Vendes a los mismos clientes sin necesidad de desarrollar todo el proceso de marketing y ventas para captación. Es decir, vender a usuarios actuales se vuelve rápido y económico.
  • Ganas un potencial agente de venta y actor principal en el proceso de Marketing de Referidos y, además, la posibilidad de alcanzar a otros posibles afiliados.
  • Podrás hacer un balance de ingresos predecibles al estudiar la frecuencia de compras y gastos de cierto número de consumidores. ¿A qué empresa no le gustaría predecir sus ingresos?
  • Recibirás un feedback genuino de recomendaciones y mejoras. Pues, un usuario fidelizado siempre estará dispuesto a compartir sus comentarios y sugerencias.

La fidelización ayuda a ahorrar capital, a impulsar las ganancias y a optimizar la imagen confiable de la marca. Ahora que conoces estos beneficios es tiempo de reorientar tu estrategia de ventas y ganar clientes potenciales para tu negocio.

Lo que necesitas hacer para fidelizar clientes

La fidelidad surge de una interacción de confianza entre la empresa y el consumidor. Si para captar la atención del cliente le has ofrecido satisfacer una necesidad, entonces ganarás su fidelidad cumpliendo esa promesa.

Al cumplirla, demostrarás que has dicho la verdad generando confianza y, además, el cliente tendrá lo que buscaba. Y, sólo los usuarios satisfechos volverán a comprar y serán portavoces de la calidad de servicio recibida.

De esta manera, tenemos que fidelizar clientes no es un asunto de ventas sino de establecer relaciones positivas y satisfactorias. Esto podrás lograrlo con las siguientes acciones:

1. Conoce los intereses de tu target

Saber qué buscan tus clientes, cuáles son sus expectativas, por qué comprarían tu producto/servicio o por qué no, es fundamental. Así podrás responder efectivamente a su necesidad y evitarás adivinar u ofrecer lo que crees que necesitan.

Para ello, puedes valerte de la infinidad de recursos digitales que te permiten indagar el mercado. Asimismo, muéstrate empático, cercano y auténtico al momento de interactuar con esa persona que se encuentra frente al mostrador.

2. Destaca con tu servicio de atención al cliente

¿Quién querrá regresar después de recibir una atención molesta? Brindar un servicio al cliente que destaque entre tanta competencia es un reto. Saber escuchar y proponer soluciones rápidas y efectivas son claves para poder brindar un servicio de calidad. Para ello, no podrás dejar de planificar la capacitación del personal de atención al cliente.

3. Minimiza los tiempos de espera

Si hay algo que los clientes sabrán apreciar es que no les hagas esperar. Tu servicio/producto debe enfocarse en facilitar la vida de los usuarios. Esto garantizará la satisfacción del cliente y, en consecuencia, que las ventas aumenten.

Entre las ocupaciones diarias y el acostumbrado estilo de vida agitado no es posible invertir tanto tiempo en compras. Así que, aquello que no se encuentra rápidamente en un lugar, pues se buscará en otro.

4. Brinda experiencias de compra personalizadas

Tanto en tienda online como en tienda física, demuéstrale a tus consumidores que te importan. Además, cada cliente es único. Toma algunas referencias personales que favorezcan un contacto cercano tales como email, fecha de cumpleaños, artículos o productos preferidos, entre otros.

Por ejemplo, ¿Ofrecerías una promoción o descuento por mes de cumpleaños a tus clientes potenciales? ¿Cómo crees que lo tomarían? ¿Qué te parece implementar un plan de lealtad?

5. Acompaña después de la compra

Que tu relación con el cliente no finalice con la compra o cumplimiento de un servicio; es decir, mantén contacto fluido con él/ella. Puedes hacer un plan de seguimiento que lo ayude a usar bien el producto o que vigile que un servicio se ha ofrecido satisfactoriamente.

Lo importante es conseguir que cada acción haga la diferencia en la cotidianidad del usuario. La inversión de tiempo y recursos para fidelizar clientes se enfoca en lograr que ellos sean los mejores promotores de la marca.


PRESENTACIONES: