Cuando los productos se tienen que distribuir es importante que los distribuidores lo realicen de una forma en la que no lo afecte. Para lograr esto, es necesario crear una estrategia de distribución. Normalmente, las empresas lo realizan por medio de un canal, directo o indirecto.

Por lo tanto, cuando una empresa está dispuesta a trabajar en el giro comercial, debe de contar con un medio de distribución.

Área de distribución

Los medios de distribución son todos aquellos canales que utilizan las empresas fabricantes para transportar sus productos; y hacerlos llegar hasta dónde se encuentran sus consumidores finales de manera rápida y segura.

Tipos de distribución

Los tipos de distribución que se encarga de hacer llegar los productos hasta dónde se encuentran los consumidores finales, se clasifican en los siguientes canales:

  • Interno o propio: forman parte de la compañía y se encarga de enviar su producto directo al cliente.
  • Externo: son compañías de transporte intermediarias que prestan servicio de envío para hacer llegar los productos al cliente final.

Es importante tener en cuenta, que dependiendo de la capacidad de la empresa podrás contar con tu propio canal de distribución. De lo contrario, tendrías que recurrir a empresas externas que se dediquen a prestar estos servicios.

Cabe destacar que realizar una buena distribución de los productos hará posible abastecer a todos los clientes, sobre todo en la calidad y tiempo. Por lo tanto, de nada sirve tener estrategias de distribución si no se toma en cuenta este factor tan importante.

Claves de distribución

Algunas claves de distribución importantes que se deben de tomar en cuenta para prestar un buen servicio al cliente serían las siguientes:

  • El producto y sus atributos: se analizarán las necesidades, embalaje y medio de transporte para cada producto. Al mismo tiempo, valorar la forma, el tamaño y vencimiento.
  • Definición del mercado y cliente. Se estudiará la ubicación del mercado, empezando por los pueblos, calles y destinos. Analizar qué costumbre tiene la zona por medio de un estudio sociodemográfico, con el propósito de saber a qué tipos de clientes se dirige.
  • Competencias: realizar un estudio de las competencias más cercanas. Saber que estrategias de ventas tienen y la logística e innovación tecnológica que utilizan.

De esta manera, se tendrá una estrategia de distribución más clara y objetivos específicos, con el fin de superar las competencias directas que hay en el mercado.

Proceso innovador

Es importante que siempre se analice lo que está ocurriendo. Esto ayudará a tener una visión más amplia y real a través del tiempo y, por consiguiente, nos indicará cómo va el proceso de distribución, para aplicar los cambios de innovación.

Siendo este el caso, se debe tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Tener excelentes relaciones dentro del mercado de suministro: ayudará a mejorar la efectividad y la clasificación de los repartos. Saber delegar y que socios seleccionar en cada etapa para establecer buenas relaciones con ellos en todo momento.
  • Complementar los procesos de distribución con otras estrategias: mejora el proceso de selección del medio o canal que se debe utilizar. En este caso, el canal directo o indirecto y ver cuál es el más rentable.
  • Tener presente las ventas online y colocarlo como primer medio de distribución de ventas para la compañía: Actualmente, este canal digital está en crecimiento y es considerado importante para la distribución de un producto en general.

Gestión y distribución

Para la gestión y distribución exitosa de un producto se debe tomar en cuenta las siguientes estrategias generales:

  • Estrategia y distribución selectiva: Está se limita en su distribución, ya que cuenta con diversos puntos de ventas. Es decir; que el producto solo se podrá adquirir en diversos establecimientos, pero solo en aquellos que el fabricante quiera.
  • Estrategia y distribución exclusiva: Esta es una de las estrategias más limitadas, ya que los productos solo lo podrán adquirir en las tiendas de la misma marca o incluso en un único establecimiento.

¿Cómo ser un buen distribuidor?

Primeramente, un distribuidor es el encargado de establecer contacto directo con el cliente para la venta o compra de un producto. Por otro lado, para ser un buen distribuidor debes tomar en cuenta los aspectos antes mencionados. Además, cumplir con las siguientes funciones:

  • Facilitar la adquisición del producto.
  • Llevar a cabo las transacciones de compra y venta del producto.
  • Realizar negociaciones y actividades de marketing entre otros.

Ser un distribuidor significa aplicar todas las estrategias necesarias para la venta de productos o servicio y llevarlo al cliente final.


PRESENTACIONES: