El arroz es un cereal que hace parte de la gastronomía colombiana y por eso te mostraremos cuáles son las diferencias entre el arroz integral y el arroz blanco.

Estas dos clases de arroz son las más populares dentro del listado de guarniciones que acompañan las comidas principales de en Latinoamérica.

El arroz refinado es el tradicional arroz blanco, mientras que el arroz integral es café y ha ganado popularidad en los últimos tres años como una opción con grandes aportes nutricionales. Te puede interesar: beneficios del arroz integral.

1. Una de las diferencias es el grano. El arroz integral conserva la mayor parte de su grano, lo que hace que tenga más fibra, vitaminas y minerales, dentro de los que están el magnesio, el potasio y el fósforo; todos estos son esenciales para el correcto equilibrio electrolítico; este último hace referencia a la cantidad de iones en la sangre que permiten la transmisión de cargas eléctricas que a su vez regulan la acidez de la sangre, la cantidad de agua en el cuerpo, entre otras.

2. El color del grano lo dan sus componentes; en el caso del arroz integral, el color café lo aportan la arista, la cáscara, las capas de salvado y el germen o embrión. El grano de arroz blanco es refinado, es decir que no contiene la estos elementos, su color blanco lo tiene gracias a la endosperma. Así es como se vería un grano de arroz:

Diferencias entre el grano de arroz blanco y el grano de arroz integral Diferencias entre el grano de arroz blanco y el grano de arroz integral

3. Otra de las diferencias entre el arroz integral y el arroz blanco es el contenido calórico; a pesar de que son similares si se habla de calorías, puede decirse que el arroz blanco tiene menos en comparación con el integral; y esto, a su vez, sugiere un menor índice glucémico; sin embargo, esto no resulta ser un perjuicio para tu salud si eres deportista y quieres ganar masa muscular o si tu objetivo es subir de peso de forma saludable.

Además, si acompañas tu arroz integral con fibra, como los vegetales, con aceites y proteínas, lograrás disminuir los niveles de glicemia ya que el arroz integral le ayudará a tu metabolismo a digerir de mejor forma los alimentos.

4. Es evidente que la masticación del arroz integral es mayor, por lo que constituye una diferencia importarte. Si quieres bajar de peso comiendo arroz, elige arroz integral, pues te dará una sensación de llenura gracias a que digerirlo es más difícil y su masticación toma más tiempo.

5. El proceso de cocción también es diferente. La medida de agua para cocinar arroz integral es superior a la que utilizas para el arroz blanco; por ejemplo, para preparar una taza de arroz integral, necesitas tres de agua.

6. Finalmente, otra de las diferencias es el tipo de comidas que se pueden preparar. En su mayoría, el arroz integral acompaña ensaladas o platos que contengan legumbres, como las lentejas. También se suele utilizar para acompañar recetas con pollo agridulce, y en preparaciones mexicanas. El arroz blanco, por su parte es más utilizado para acompañar verduras y hortalizas o para utilizarlo en la preparación de croquetas y tortillas.