Por: Andrés Ruiz

Talento: Empatía

La historia de Juan Manuel Bolívar con Unión de Arroceros comenzó cuando él era estudiante universitario, gracias a que su padre, Héctor Bolívar, estaba vinculado con la empresa hacía años. Por esa situación pudo iniciar su carrera profesional siguiendo los pasos de Héctor. Incluso antes de graduarse, se relacionaba con mi padre Álvaro Hernán, con mi hermano Daniel y conmigo cada vez que visitábamos el Llano.

Tengo mucha gratitud por los recuerdos que nos llevamos de un Reinado del Arroz hace unos años, donde pude conocer a las personas del gremio, a las señoritas Quindío y Bolívar, asistir a un campeonato de coleo y ver a Alfredo Gutiérrez en concierto. Todo eso en Aguazul, Casanare, en dos tardes memorables.

En una ocasión, hace cuatro años, Álvaro le preguntó a Juan Manuel a qué se dedicaba y al poco tiempo de expresarle su deseo de trabajar en la agroindustria se presentó una vacante para el puesto de Asesor en el Espinal, que Juan Manuel aceptó.

A lo largo de este tiempo ha superado muchos retos, personales y laborales. “Siempre he dicho que algunos de los retos más grandes que pueden haber en la vida se encuentran al interior de una empresa. Por fortuna, aquí cuento con un equipo de personas que ha convertido a la oficina de Compras Paddy y Ventas de Insumos en Espinal en lo que es hoy. Los resultados alcanzados dejan ver un mejor futuro para todos”, le dijo Juan Manuel a Supremo Al día.

Y es que Juan Manuel dirige la zona que ha logrado los mejores índices de crecimiento en los últimos años. Hoy en día, la zona de Espinal vende el doble de lo que vendía hace tres años. En efecto, desde que trabaja en Insumos hasta la fecha, el crecimiento del área ha sido del 190%.

En cuanto a Paddy, Juan Manuel Bolívar también ha demostrado que es capaz de crecer la zona. Al comparar con los registros del año 2017 se ve un crecimiento del 50%. Y a partir de este año, cuando se dejarán de transportar arroces del Casanare, Espinal empezará a crecer aun más en captaciones.

El objetivo de Juan Manuel y de su equipo de trabajo este año es lograr un crecimiento superior a las metas establecidas por la empresa. En Insumos, la cuarentena y la falta de disponibilidad de algunos productos generó preocupación en los agricultores sobre una posible escasez, lo que hizo que se aprovisionaran excediendo su promedio de compra mensual.

En Compras Paddy, la empresa llegará a la cosecha de agosto con bajo inventario, así que podrá captar con fuerza, coordinando con el área de Producción para que todo esté listo. En ese sentido, el agricultor, nuestra empresa y el consumidor tienen una cosa menos de la que preocuparse este año. No habrá escasez para nadie.

Como Director de la oficina de Compras e Insumos en Espinal, Juan Manuel pone en práctica los talentos de Inclusión, Idear y Maximizador cada vez que tiene la oportunidad. Nos dijo lo siguiente sobre la perspectiva que tiene de su trabajo: “Entiendo mi labor como la articulación de un equipo que debe estar preparado para recibir cambios externos y adaptarse a ellos. Buscamos entender el mercado y nos preparamos para ser capaces de acoplarnos a nuevas maneras de crecimiento”. Una visión que sin duda alguna le ha beneficiado a él, a la empresa y a su equipo de trabajo en estos tiempos de incertidumbre.

“Tengo sueños que con seguridad iré cumplimento a medida que vea cumplir los sueños de la empresa”, dijo Juan Manuel. “En las capacitaciones con Cuvico, debatíamos sobre la visión de Unión de Arroceros, y al final muchos concordamos en que queremos ver a la empresa punteando en el sector, y es así como yo la visualizo. También agradezco a todas las divisiones con las que tengo contacto, pues su oportuna gestión es lo que nos permite fluir en el trabajo.

Para Daniel Ruiz, Gerente de Compras Paddy e Insumos, trabajar con Juan Manuel es muy agradable. Dice que “es una persona proactiva que busca aportar para mejorar los procesos de la empresa y los resultados. Tiene claros los objetivos de la empresa y logra superarlos con gran dedicación. Su compromiso con la empresa y los agricultores es la mejor virtud que le aporta a la empresa, pues siempre busca lo mejor para ambas partes, por lo tanto construye buenas relaciones, humanas y comerciales, con los agricultores, que redundan en buenos resultados para la empresa. 

¡Pásate de lo bueno a lo Supremo!