El segundo semestre del año viene cargado de grandes expectativas que podrán hacerse realidad con su fe infinita, su disciplina orgullosa y su responsabilidad incondicional. Los invito a poner toda la fuerza de sus cinco talentos dominantes al servicio de su familia y la empresa.

En primer término, debemos cerrarle la puerta de nuestros hogares al covid. Como saben, estamos cruzando un terrible pico de la pandemia que ya parece más una meseta, es decir, estamos atravesando el momento más riesgoso de la pandemia. ¡No lo tomemos con naturalidad!

Mi primer consejo es invitar a todos los que no están decididos a vacunarse a reflexionar sobre su decisión, dado que la ausencia de la vacuna los coloca en un mayor riesgo, no solo de contagio sino de muerte. Lo segundo, así estén vacunados, es que tengan siempre su rutina de distanciamiento social, mínimo de dos metros, y utilicen el tapabocas en todas sus interacciones sociales.

En segundo término, este semestre debemos continuar el esfuerzo que estamos haciendo en todas las áreas de la empresa para que las cosas se hagan cada día mejor. Los invito a retarse a sí mismos en este sentido con el ánimo de que descubran y pongan en práctica todo su potencial, que les abrirá nuevos caminos en la vida.

Este año, la cosecha excedentaria de arroz, la herida que le abrió el paro a la industria y la consiguiente disparada del covid han ocasionado que los volúmenes de venta se hayan afectado de manera negativa, y con ello la rentabilidad de la empresa, de la que todos dependemos. Recibo con optimismo este segundo semestre de 2021 pues sé que cuento con un equipo humano comprometido con la empresa, dispuesto a dar lo mejor y a reinventarse cada día.

Este semestre inicia con la puesta en marcha del Molino Arroz Supremo “Jorge Ruiz Quiroga” en Nunchía, Casanare que nos permitirá incrementar nuestras compras de arroz paddy verde para procesar un arroz de excelente calidad y rendimiento industrial gracias al equipo humano que nos acompaña de tiempo atrás. Seguiremos captando y procesando la cosecha del Tolima en los molinos San Joaquín y Unión, gracias al tesón de sus respectivos equipos.

Nuestra empresa funciona como un reloj suizo: cada persona encuentra su apoyo en alguien más y juntos logramos poner en marcha un mecanismo complejo que mejora la vida de las personas. No olvidemos lo que está detrás del escritorio o el trabajo de cada cual: buscamos captar el arroz sembrado en Colombia con el mejor servicio al agricultor y procesarlo utilizando tecnología de punta que permita reducir costos y ofrecer al consumidor un arroz saludable a un precio cómodo.

Quiero darle las gracias al equipo de Compras Paddy y Ventas de Insumos por su compromiso en la compra de los arroces que requerimos, una responsabilidad que los ha llevado a mantener relaciones estrechas con nuestros agricultores. Extrañamos de todo corazón a Héctor Bolívar, quien nos ha dejado el legado de su ejemplo.

El equipo comercial tiene el inmenso reto de recuperar la venta perdida de empaquetado en el primer semestre y de aumentarla de manera importante con respecto al promedio del año pasado. Sé que todos tienen las ganas de asumir este reto y están convencidos de que la batalla hay que librarla cliente por cliente para que ninguno decrezca. También soy consciente de que tienen claro  que esta tarea hay que hacerla día a día para alcanzar un volumen que les permita cumplir su objetivo.

El equipo de logística viene trabajando con mucha dedicación y tiene el inmenso reto de coordinar toda la operación de producción y despachos para asegurar una entrega justo a tiempo al menor costo posible, cuestión en la cual cada día vienen mejorando. Gracias al compromiso de las unidades de Sistemas, Contabilidad y Administrativa y al invaluable soporte que brindan, las demás unidades puedan trabajar en forma eficiente.

Así las cosas, recibo este segundo semestre con grandes retos pero a la vez con inquebrantable optimismo porque cuento con un equipo que está dispuesto a darlo todo.


PRESENTACIONES: