¿Has oído hablar sobre los remedios caseros para mejorar la digestión y así tener un colon más limpio? ¿No? Ahora es el momento de conocerlos. Todos, en al menos una ocasión, hemos pasado por ese mal rato después de haber ingerido mucho de ese postre o comida que amamos.

Estos malestares, que llamamos estomacales, también pueden generarse tras haber consumido algún alimento que nuestro cuerpo simplemente no tolera. Estos embates se deben a que los ácidos gástricos de nuestro estómago suben por el esófago o porque el estómago está irritado o inflamado.

Sea cuál sea la causa, los síntomas son tan agudos que nos obligan a buscar soluciones inmediatas, muchas veces, cayendo en alternativas poco asertivas que suelen empeorar la situación. Es por eso, que hoy te traemos eficaces remedios naturales que ayudarán a mejorar tu digestión y a tener un colon más sano.

Te traemos los mejores remedios caseros para la salud estomacal

Con estos remedios caseros para mejorar la digestión y tener un colon más limpio y sano, no sólo podrás reconciliarte con esa comida que amas; sino que comenzarás a ver beneficios a largo plazo en otros órganos de tu cuerpo y en tu estilo de vida, en general. ¿Tan efectivos son?

A diferencia de algunas cosas que se pueden hacer para reducir los síntomas de  la indigestión; entre ellas: perder peso, tener una alimentación consciente, evitar el  alcohol, dejar de fumar, dormir de forma más erguida, comer al menos 3 horas antes de dormir, controlar el estrés; entre otros. Con los remedios caseros podrás mejorar, en su totalidad, la salud estomacal.

Estos remedios naturales, contrarrestan la acidez generada por los jugos gástricos, las flatulencias, el ardor en la garganta, la sensación de llenura y náuseas, incluso, mejorarán tu humor. En general, te ayudarán a evitar el desarrollo de enfermedades crónicas.

Los preparados caseros son hechos con ingredientes naturales provenientes,  casi todos, de la botánica terrestre y acuática, pero también de algunos minerales. Cada uno destinado a subsanar síntomas específicos generados por la mala digestión o por otros problemas subyacentes.

Veamos 3 que son de primera elección, entre las múltiples opciones naturales que existen:

1. Infusiones con plantas digestivas

La botánica siempre ha estado a la orden del día. No en vano, la mayoría de los medicamentos farmacéuticos y homeopáticos tienen como base, plantas y flores terrestres y marinas. Su uso para tratamientos de diversas índoles la ubican en el top de las alternativas menos abrasivas para el organismo; factor que hay que tener muy en cuenta antes de probar cualquier paliativo, así este sea natural.

Dentro del amplio mundo de la botánica, podemos encontrar como plantas digestivas usadas en infusiones:

  • La hierba luisa
  • Melisa
  • Menta
  • Cardo mariano
  • Milenrama
  • Manzanilla
  • Hinojo
  • Anís verde
  • Alcaravea
  • Comino
  • Cilantro
  • Angélica
  • Jengibre
  • Regaliz
  • Cayena
  • Alcachofa
  • Lúpulo y la quina
  • Entre otras.

El consumo de estas infusiones diariamente, favorece la digestión; contrarrestando la pesadez, la presión estomacal, los dolores espasmódicos, el ardor, la acidez, las náuseas, la falta de apetito, incluso el llamado meteorismo abdominal. Además, regulan la flora bacteriana de los intestinos, y funcionan como antiinflamatorios y astringentes.

2. Semillas de papaya y la cáscara del plátano como desparasitantes efectivos

En la hortifructicultura, como rama de la botánica, también se estudian y reconocen los beneficios alternos de las hortalizas y frutas sobre el organismo. Una de las más destacadas para proteger el sistema digestivo, depurar el colon y el hígado, es la papaya, específicamente sus semillas.

La receta casera consiste en reunir todas las semillas de una papaya, preferiblemente verde: almacenarlas en un frasco de vidrio, mantenerlas refrigeradas y diariamente masticar de 3 a 4 semillas en ayuna. O triturarlas, y verterlas en 120 ml de agua y tomarlas cada día. No sólo protegerán las paredes del estómago y los intestinos, sino que funcionarán con desparasitantes.

Por otro lado, la cáscara de los plátanos también ha sido parte de un tratamiento natural efectivo para regular el sistema digestivo. Para ello, se recomienda; con una pequeña cuchara, escarbar el interior de la cáscara hasta obtener la mayor cantidad de comida e ingerirla cada vez que tenga oportunidad de hacerlo.

3. Bicarbonato de sodio para neutralizar ácidos estomacales

Otro de los remedios caseros para paliar la mala digestión, es la mezcla del bicarbonato con otros ingredientes. Se conoce que el bicarbonato de sodio es un compuesto cristalino que se obtiene el mineral natrón, con muchas propiedades, entre las que destaca: la neutralización de los ácidos digestivos.

La receta comprende en mezclar y consumir de forma inmediata, los siguientes ingredientes:

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 125 ml de agua

La mezcla produce el llamado ácido carbónico, que además de coadyuvar al buen funcionamiento del sistema digestivo y la movilidad intestinal; genera un equilibrio en el pH de la sangre y una mejora de la secreción hepática. Sin embargo, se recomienda no usarlo más de 1 semana, de lo contrario, generaría efectos secundarios, como extremar la acidez o provocar náuseas.

¿Cuándo recurrir a la ayuda médica?

Los remedios caseros son alternativas naturales muy eficientes que deben tenerse en cuenta cuando los problemas gástricos son causados por situaciones esporádicas; mucha comida, haber masticado muy rápido, entre otras. Casi siempre los síntomas generados por estrés o preocupación, suelen erradicarse cuando estos se solventan.

Lo que si hay que tener muy en cuenta es que, si estos problemas persisten o se vuelven crónicos, se debe recurrir de inmediato a la atención médica especializada. La prolongación de estos síntomas podría desatar enfermedades tan crónicas como el cáncer de colon; primera causa de muerte por cáncer en el mundo.

Fuentes: