Por: Margarita Rico

Llegué a Ibagué con veinte años y dos sueños muy grandes en el corazón: estudiar en la universidad y trabajar en una empresa importante. Hoy podemos decir que ambos sueños se cumplieron. El 23 de marzo de 1982 ingresé al área contable de Unión de Arroceros como auxiliar de archivo, área que actualmente lidero. Recuerdo que en mi paso por contabilidad, junto al equipo del área, apoyamos a todos los puestos de trabajo que había en ese momento. Manejábamos la máquina Audit 5, que llevaba los registros contables en tarjetas físicas. Era otro tiempo.

El 1 septiembre de 1986 llegó el primer computador con impresora de punto a la empresa. Así empezó el departamento de Sistemas, y con su creación el proceso de evolucionar de lo manual a lo digital en contabilidad, nómina y cuentas por cobrar utilizando un equipo y software mono-usuario. Aunque estaba sola en esta nueva área, siempre contestaba el teléfono diciendo: “Departamento de Sistemas, a la orden”. Mis compañeros se burlaban. Pero poco a poco fuimos creciendo en la sistematización, garantizándole al personal administrativo que el computador no desplazaría a ningún funcionario, sino que sería una herramienta más en su trabajo.

En 1990 subimos de nivel al entrar en la era de los computadores con redes locales, y nos pasamos al sistema operativo llamado Bitos. Se instalaron estas redes en Espinal, Bogotá, Medellín y Cali. Realizábamos las copias de este sistema en diskettes de 5 ¼” y 3 ½”. Este sistema nos ofrecía una hoja de cálculo llamada Multiplan, la cual aprendimos a manejar.

En el año 1993 empezamos a utilizar equipos de computo llamados clones con el sistema de Windows 3.1 y 3.11 y allí tecleamos sobre las primeras hojas de cálculo Lotus 123, programa que se convirtió en el Excel que todos conocemos.

En agosto de 2009 dimos un gran salto en Tecnologías de la Información al pasarnos a una red corporativa de nivel nacional, interconectando a todas las sedes bajo el esquema de Servidores centralizados en Ibagué, conectados 24/7, con información actualizada en tiempo real. En este nuevo escenario empezamos a tener un ERP (Planeación Recursos Empresariales) conocido como el Unoee.

Actualmente tenemos mas de 200 equipos conectados a nivel nacional que manejan la información de la empresa bajo políticas de seguridad que nos dan total disponibilidad de información y confianza para la toma de decisiones.

Crecimiento profesional

Desde que se creó la unidad de Tecnología Informática a mediados de los noventa, hemos tenido bajo nuestra dirección las operaciones de Multimedia (que trabaja de la mano con Mercadeo y Publicidad), Información Estadística, Patrimonio Documental (o archivo físico) y el control de cámaras de seguridad. Además hemos tenido un papel importante en procesos tan vitales para la empresa como la implementación de la facturación electrónica y la encriptación de pagos.

Poder liderar el área de Informática, teniendo como profesión Universitaria la Administración de Empresas, ha sido el logro profesional más importante para mí. Haber participado en la transición de un sistema de información totalmente manual a uno con tecnología digital y haber apoyado los últimos seis años el proyecto Construye tu Futuro Supremo me ha hecho sentirme realizada en la empresa, por lo cual agradezco la confianza y el apoyo permanente que recibimos del Dr. Álvaro Ruiz. 

Con el tiempo, la empresa ha evolucionado incorporando las tecnologías más efectivas en sus diferentes áreas, y ha continuado su posicionamiento en el mercado de manera exitosa. Seguramente la veré llegar a muchos más hogares con Arroz Supremo. Me siento orgullosa de haber tenido siempre la intención de dejar como legado los principios de la transparencia, la honestidad y la diligencia en el actuar.

¡Pásate de lo bueno a lo Supremo