Cuando hablamos de liderazgo en un servicio nos referimos a la completa modificación del orden tradicional que siguen los empleados, al momento de servir a sus superiores. De manera que exista una figura que sirva de guía e incentive a su grupo a lograr objetivos y no solo imparta órdenes. En este artículo, profundizaremos más sobre el concepto de liderazgo enfocado en el sector de servicios.

¿Por qué es tan importante el liderazgo dentro de la industria empresarial?

La importancia que tiene el liderazgo en el servicio que presta una compañía o negocio es esencial para poder dirigir y orientar a las personas eficazmente. Por lo que podríamos definirlo como el afán que tiene un individuo asistiendo a otros para que puedan convertirse en la versión mejorada de ellos mismos. Ya sea dentro o fuera del ambiente laboral.

Por ello también es fundamental que haya cierto nivel de organización que permita a ese líder asumir sus deberes, tomar buenas decisiones y mantener enfocado a su equipo.

No importa si el grupo de empleados es numeroso o minúsculo. Siempre aparecerá un líder que los dirija, de forma adecuada, hacia los objetivos. En este punto, podemos encontrarnos varias categorías de liderazgo.

  • Es el que ejercen aquellos guías que toman decisiones por cuenta propia, sin consultar opiniones con nadie.
  • Es el que toma en cuenta los puntos de vista de cada persona para llegar a un resultado.
  • Se caracteriza porque el líder tiene un comportamiento pasivo y, en la mayoría de los casos, confía el mando a los demás.
  • Magnético. Lo ejercen los líderes capaces de cambiar las actitudes, convicciones y valores de quienes los siguen.
  • Se limita a conceder los medios que se consideran adecuados para el equipo.

Sin importar cuál sea el caso, el propósito siempre será llevar a tus seguidores a la senda del triunfo. Y en el sector empresarial sucede lo mismo.   

¿Qué debe aportar el jefe a sus empleados para que la atención al público sea exitosa?

El liderazgo empresarial tiene un fin principal, y es ofrecer una experiencia satisfactoria a cada cliente. Y en este proceso es esencial que el servicio sea óptimo para que los clientes sientan que recibieron la mejor atención. Para que esto suceda, es importante que los líderes no les demuestren a sus empleados que son ellos quienes mandan, o los que tienen el don para dominarlos.

Lo ideal sería que demuestren que son lo suficientemente capaces para organizar actividades, motivar a su grupo y asegurar que el entorno y las condiciones sean las mejores. De esta forma, sus empleados se sentirán cómodos y estarán enfocados en explotar todo su potencial para obtener los mejores resultados.

Los líderes deben transmitir confianza, mostrarse comprometidos con los planes trazados, poner su atención al ambiente laboral y mostrar disponibilidad a su grupo de trabajo. Igualmente, deben convertirse en un modelo, encargar tareas, exigir responsabilidad y siempre mantener el positivismo y la mejor de las actitudes.

Es así como los empleados se sentirán aptos, capacitados y felices de hacer su trabajo y les ofrecerán el mejor servicio y atención a los clientes. Por tal motivo, es tan importante que todas las empresas tengan un líder y que este tenga claro cuál es su función.

¿Cuáles son las acciones más habituales en el liderazgo de servicio?

  • Despejar dudas y consolidar la importancia de ofrecer un buen servicio. El líder debe educar a cada integrante de su equipo, a través de la comunicación y las actividades, motivándoles a dejar las conductas egoístas de lado, para que puedan brindar un servicio de calidad a los clientes.
  • Prestar atención y saber escuchar. Es importante que los jefes escuchen a sus empleados para saber lo que estos necesitan, qué ideas pueden aportar y así puedan participar activamente. A medida que transcurra el tiempo, el líder sabrá cuál es la perspectiva que tiene cada empleado y puede adaptar su visión de liderazgo.   
  • Actuar como guías. El principal objetivo que deben tener los líderes es ayudar y orientar a los miembros de su equipo para que ellos sepan qué es lo que se necesita para aumentar el rendimiento e impulsar su desarrollo.

 

  • Ser constantes. El líder debe ser perseverante y aportar el tiempo que se necesite para enseñar e infundir la práctica del liderato de servicio en los empleados.

Actualmente, las grandes compañías centran su interés en buscar talentos que tengan la capacidad de liderar e influir en los empleados para el logro de objetivos. De esta forma, la meta principal es que los trabajadores puedan sacar el mayor potencial que tienen para satisfacer los requisitos de las organizaciones.

 


PRESENTACIONES: