Preparación

  1. Para el hogao: En una sartén caliente agrega la cebolla larga y déjala cocinar hasta que esté transparente. Agrega el ajo y dóralo junto con el tomate. Déjalo cocinar durante cinco minutos a fuego medio y sazónalo.
  2. Agrega un poco de caldo para remojar la preparación y déjalo cocinar durante 10 minutos a fuego lento hasta que la mezcla comience a espesar.
  3. Retira del fuego y reserva.
  4. Aparte, en otra sartén caliente, adiciona el aceite vegetal y sofríe la costilla de cerdo, la carne de res, las papas precocidas y el pollo. Retíralos y reserva.
  5. Agrega a las carnes, el arroz y el caldo de pollo, suficiente para que éste se cocine y quede bastante caldoso. Déjalo cocinar hasta que el grano comience a abrirse.
  6. Agrega el hogao, dejando cocinar durante 15 minutos más hasta que todos los ingredientes estén bien cocidos y el arroz haya absorbido el sabor de las carnes.

Sirve acompañado de casquitos de huevo cocinado y cilantro finamente picado.

Te dejamos un tip que debes tener en cuenta a la hora preparar cualquier plato.

No le tengas miedo a la sal
Los estudiantes de cocina aprenden bastante rápido a no ser tacaños con la sal. “Durante los primeros meses de escuela, seguí siendo atracado por servir comida poco condimentada”, dijo a BuzzFeed Jesse Szewczyk, graduado del Culinary Institute of America. Si su comida tiene un sabor insípido, es muy probable que solo necesite más sal. Si no está seguro de aumentar su adición de sal, use este truco para evitar el exceso de sal: decore su creación con sal continuamente mientras cocina, en lugar de salarla mucho al principio y / o al final. Espolvorea la sal desde lo alto para que se distribuya uniformemente por todo tu plato.

Te invitamos a que conozcas más recetas deliciosas y fáciles de preparar CLIC AQUÍ, también tenemos un Blog muy completo con consejos para tu bienestar y el de tu familia, visita MUNDO SUPREMO.