Preparación

  1. Hierve el agua y blanquea todas las verduras por 3 minutos. Reserva.
  2. Calienta el aceite de ajonjolí en un wok o sartén profunda e incorpora las verduras y el Arroz Supremo Integral sin dejar de revolver por 2 minutos.
  3. Por último, agrega la salsa de soja y sirve espolvoreando las semillas de ajonjolí.

Las calorías del arroz provienen principalmente de carbohidratos complejos, además de algunas proteínas. Desafortunadamente, como ocurre con la mayoría de los cereales, el arroz contiene poco aminoácido lisina, pero eso es bastante fácil de eludir. Si acompañas el arroz con alimentos ricos en lisina como frijoles o salsas de nueces, obtendrás una proteína completa.

Una gran parte del arroz que se consume en todo el mundo es blanco, que nutricionalmente es muy inferior al arroz integral. El arroz blanco se elabora triturando el salvado y las capas germinales de los granos de arroz integral, dejando solo el endospermo blanco. Este endospermo es esencialmente almidón puro y no contiene fibra ni vitaminas. En la mayoría de los casos, el arroz blanco se enriquece con un puñado de vitaminas, pero incluso después de este enriquecimiento sigue siendo muy inferior a la salubridad que el arroz integral. Un problema con el arroz blanco es que puede aumentar los niveles de azúcar en sangre. Por esta razón, las personas propensas a la diabetes, o que se encuentran propensas al agotamiento causado por las fluctuaciones en el azúcar en la sangre, deben considerar evitar el arroz blanco en favor del integral.

Te invitamos a que conozcas más recetas deliciosas y fáciles de preparar CLIC AQUÍ, también tenemos un Blog muy completo con consejos para tu bienestar y el de tu familia, visita MUNDO SUPREMO.