Preparación

  1. Licúa la espinaca, cilantro y agua o caldo de pollo en una licuadora por unos minutos hasta que la espinaca esté bien triturada. Agrega la mantequilla y sal al gusto y vuelve a licuar. Coloca aparte.
  2. En una olla mediana calienta el aceite a fuego medio alto y agrega el arroz. Cocina el arroz hasta que se empiece a dorar. Si estás usando cebolla y ajo frescos se los puedes agregar en este momento y cocinarlos por unos 2 minutos.
  3. Agrega la mezcla de espinaca, la cebolla en polvo y ajo en polvo y revuelve. Tapa la olla, deja a que hierva, reduce el fuego a bajo y cocina por unos 20 minutos o hasta que todo el líquido se haya evaporado. Remueve la olla del calor, déjala reposar por unos minutos y luego revuelve bien con un tenedor antes de servirlo.

Preparar arroz verde es una alternativa fácil cuando no sabes cómo acompañar tus principales comidas. La base de esta preparación es el Arroz Supremo blanco y el color que lo pueden dar especias u hortalizas.

Los platos de arroz verde son comunes en Latinoamérica, principalmente en Colombia, Perú y México; en este último, se conoce como arroz poblano o arroz verde al poblano; sin embargo, se diferencia porque el color lo aporta el chile poblano, que se agrega en al agua hirviendo después de que se ha freído y procesado con cebolla, cilantro y ajo. El resto de la preparación es igual a la anterior.

¿Cómo acompañar tu arroz verde?

Un almuerzo saludable debe incluir 20 % de proteína, 50 % de verduras, frutas o vegetales y 30 % de carbohidratos, como el arroz verde.

El arroz verde es un buen complemento para tus recetas y puedes acompañarlo con diferentes proteínas, como cerdo, pollo o ternera. Evita acompañarlo de proteínas como lentejas o fríjoles, pues también son cereales y al utilizarlas, tu almuerzo puede perder balance.
Para complementar, te recomendamos preparar una ensalada o porción de verduras fría. La primera opción va bien si no utilizas espinaca, mientras que, para la segunda, puedes utilizar vegetales de color amarillo, naranja o rojo para que contrasten con el color del arroz.