Ingredientes:

  • 1 pollo entero (dividido en piezas)
  • 8 dientes de ajo
  • Laurel
  • Tomillo fresco
  • 300 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil fresco

Preparación:

  1. Primero asegúrate que el pollo venga cortado en piezas, recuerda limpiarlo muy bien y retirar la piel.
  2. Una vez limpio, salpimentamos y agregamos hiervas aromáticas al gusto.
  3. En una olla profunda, añadimos aceite de oliva abundante y agregamos los ajos triturados y revolvemos, te recomendamos tener mucho cuidado de no sobre cocinar para que no se quemen. Reservamos
  4. Añadimos las piezas de pollo a la olla e integramos muy bien con el aceite aromatizado de los ajos, agregamos laurel, romero y tomillo fresco.
  5. Asegúrate que el pollo quede frito, para esto cocina unos 15-20 minutos. Recuerda darle vuelta a los trozos para que queden muy bien cocidos por todos sus lados.
  6. Cuando el pollo este bien cocido agregamos el vino y combinamos con los ajos que teníamos reservados.
  7. Cocinamos un par de minutos más.
  8. Servimos el pollo en platos, junto a las guarniciones y agregamos un poco de perejil fresco para decorar.

Esta receta es perfecta para acompañarla con una porción de arroz Supremo Premium, visita la receta aquí

Para que esta receta de pollo al ajillo te quede aún más deliciosa te traemos los siguientes consejos:

  • Si el pollo te queda un poco seco, añade un poco de caldo de pollo, esto lo dejará muy jugoso.
  • Si quieres dejar la piel del pollo, esto aportará crocancia y la grasita le dará un sabor más potente.
  • Otra opción para que el pollo quede más crujiente es pasarlo por harina o apanador.

¡Pásate de lo bueno a lo Supremo!

Fuente: Recetas de Rechupete